Home » Auriculoterapia » HISTORIA

 

HISTORIA

 

La primera mención de una somatotopia (proyección del esquema corporal de una oreja) se encuentra en el Ling Shu (un texto clásico que trata también de la auriculoterapia) de datación incierta, aproximadamente entre el 475 y el 221 a. C.

Los egipcios conocían el uso de estimulación del pabellón auricular con fines terapéuticos. Hipócrates (siglo IV a. C.) habla de este tema en el tratado “Los aires, las aguas, los lagos”, escrito después de una estadía en Egipto.

En 1637, Zacutus Lusitanus, un médico portugués, dejó informes documentados sobre la utilidad de la cauterización articular en caso de ciática.

Otros experimentos fueron realizados por Válsala en 1717; en 1810 Ignacio Colla, médico de Parma, realizó observaciones importantes en auriculoterapia.

En Francia, P.F.M. Nogier y R. J. Bourdiol, han tenido el mérito de haber hecho una enorme contribución a los estudios de auriculoterapia. En la década de los 50, el doctor Nogier, conoció el tratamiento que hacía una curandera en la región donde él ejercía la medicina. Se puso a estudiar el fenómeno y tras arduas investigaciones y de forma experimental realizó un mapa de los puntos de la oreja que se relacionan con órganos y otras partes del cuerpo.

Al fenómeno de que todo el cuerpo se refleje en una zona pequeña del mismo, se lo denomina somatotopia y a la ciencia que estudia este fenómeno reflexología. Hay otras zonas del cuerpo donde se refleja como los pies, las manos, la cara y el cráneo, o el iris, pero la oreja tiene una particularidad con respecto a las demás y consiste en que para encontrar los puntos hay que representar sobre ella la figura de un feto colocado con la cabeza hacia abajo (al igual que en el útero en el momento del nacimiento), y de esa forma cada parte del cuero se puede encontrar representada sobre la zona que se proyecta.

 

 

OrejaFeto